El patriarcado siempre gana II

Vivimos en unos tiempos de mierda, donde los intereses económicos se anteponen a los derechos humanos, donde paises que dicen llamarse democráticos hacen negocios a escondidas con naciones que oprimen brutalmente a sus ciudadanos y ciudadanas. Y para colmo, cuando una voz solitaria, una mujer (y encima feminista) denuncia esta asquerosidad, se le echa medio mundo encima.

Esto es lo que está pasando en Suecia ahora mismo. Margot Wallström es la ministra sueca de asuntos exteriores, la cual ha montado el pollo diplomatico del siglo denunciando públicamente violaciones a los derechos humanos de tres países: Israel, Arabia Saudita y Rusia. Ahí es nada.

Wallström, la cual ha dicho que quiere que la política de exteriores sueca sea feminista, va y reconoce a Palestina como nación e Israel responde diciéndole que ya no es bienvenida allí. Luego va y denuncia el asesinato de Boris Nemtsov. Y por último condena los latigazos en Arabia Saudita al bloguero Raif Badawi, llamando esa accion “medieval”, diciendo que Arabia Saudita es una dictadura y denunciando el tratamiento que se hace a las mujeres.
La ira de Arabia Saudita no se ha hecho esperar y ha desencadenado en una serie de problemas diplomaticos entre los dos países, problemas que se pueden ampliar a otras naciones de Oriente Medio. Tras las denuncias de Wallström, Arabia Saudita consiguió que se cancelara una charla que la ministra iba a dar en la Liga Arabe, a lo que el gobierno sueco respondió cancelando unos acuerdos económicos de los dos países en materia de armamento. Suecia pretendia ser miembro del consejo de seguridad de las Naciones Unidas y necesitaba el apoyo de Arabia Saudita para conseguirlo, y ahora ya no va a poder ser. Y mucha gente le echa la culpa de todo este tinglado a Wallström. Por un lado, varios paises arabes se han manifestado en contra de Suecia (sí, por defender los derechos humanos, o mejor dicho, porque una mujer lo haya hecho), y por otro, el empresariado sueco está que trina pensando en los millones que se pueden perder si aparte de Arabia Saudita otras zonas de Oriente Medio deciden cortar sus relaciones comerciales con Suecia. Afortunadamente, parece que la clase politica en Suecia está intentando más o menos apoyar el limitar acuerdos comerciales con países que no respetan los derechos humanos, así que es posible que no echen a Wallström a los tiburones, como sí se haría en otros lugares. Aun así, el asunto entero es repugnante, y mientras escribo esto recuerdo todas las testas coronadas y no coronadas del mundo mundial haciendo pleitesía en Arabia Saudita hace un par de meses cuando el rey de ese país murió.

Margot, la has liado parda, pero como feminista y como ciudadana de esta mierda de mundo te lo agradezco. Alguien tenía que hacerlo.

Foto, Flickr (SDA, Creative Commons)

Las mujeres andamos por donde nos da la gana, faltaría más

Esta señora de la foto se llamaba Ivania Zayas, y era una famosa cantante puertoriqueña. El 8 de febrero, de madrugada mientras caminaba cerca de su casa y cruzaba una calle, fué atropellada por un coche el cual se dió a la fuga. Tras este accidente, Ivania falleció.
Snap 2015-02-15 at 21.20.17El momento machista llegó cuando un agente de la policía local llamado Félix Bauzó, durante una rueda de prensa hace el siguiente comentario “Tenemos que investigar qué hacía una dama a esa hora cruzando esa avenida”. Y añade “No es usual que una dama a la una de la madrugada esté cruzando sola esa avenida“. Y lo suelta y se queda tan ancho.
Las que no se quedaron anchas fueron las mujeres puertoriqueñas, a las cuales les pareció -y con razón- que el comentario del agente, fué un poco, dígamos, un mucho machista. Vamos, que estaba críticando a la fallecida y casi justificando el accidente que sufrió y acabó con su vida.
Las acciones de repulsa a tal comentario no se hicieron esperar y se dirigieron a Twitter, donde muchas mujeres subieron fotos de ellas mismas caminando en la calle a solas con el hashtag #andandolacallesola.

¿Que importa que estuviera haciendo Ivania Zayas a la una de la madrugada en la calle? Absolutamente nada. ¿Qué tiene que ver con el accidente? Pues lo mismo, nada de nada. ¿Es qué solo los accidentes ocurren en plena luz del día? Pues no, ocurren a todas horas. ¿Como sabe el agente Bauzó que realmente no es normal que las mujeres caminen por la calle a la una de la mañana? ¿O se refería este tipo a las mujeres “decentes” y no las “otras”?

Me imagino que el señor Bauzó fliparía al ver la respuesta de las mujeres de la zona, pero es que las mujeres estamos hartas de oir comentarios semejantes cuando hemos sido las víctimas. De hecho, su comentario es lo que siempre se dice cuando las mujeres hemos sufrido una violación. Estamos un poco hartas de que se nos trate de sospechosas, de que se cuestionen nuestras acciones y no las de las personas que nos hacen daño. Ya está bien.
Si Ivania hubiese sido un hombre, ¿habría hecho Bauzó tal comentario? NO. Hubiera dicho que el accidente es lamentable, y que están buscando a la persona que causó el accidente, pero no se le hubiera ocurrido sugerir que la víctima estaba haciendo algo sospechoso que hubiera podido provocar su propia muerte.
A ver si el patriarcado se entera de una vez. Las mujeres ocupamos nuestro espacio en la esfera pública y caminamos a todas horas porque tenemos que hacerlo, porque nos gusta y porque nos da la gana.

Foto, pantallazo de vídeo en YouTube de Ivania Zayas

Hoy se cumplen 25 años de femicidio en masa en Canadá

El 6 de diciembre de 1989, un asesino misógino de 25 años llamado Marc Lepine mató a 14 mujeres en la Escuela Politécnica de Montreal, Canadá. Armado con rifle y cuchillo de caza se dirigió a ese instituto, y tras separar a los hombres de las mujeres, mató a seis de ellas, y siguió caminando por otras zonas del lugar matando a mujeres hasta que al final se suicidó. Durante la matanza dijo que odiaba a las feministas, y dejó una nota echando la culpa a las mujeres de todos sus problemas y también una lista de otras mujeres a las que quería asesinar. 

sistersAcabo de ver un documental hecho en Quebec sobre la masacre. Se habla de su infancia desgraciada, de su padre abusivo, que lo mucho que sufría por el racismo (el padre era de Argelia) bla, bla, bla, re-bla. Ciertamente resulta curioso que un hombre que había sufrido tanto por culpa de su padre y que había sido testigo del sufrimiento de su madre lo pagara con las mujeres, pero no tan curioso si tenemos en cuenta que vivimos en un sistema patriarcal. Es por esto por lo que es importante mirar este acontecimiento tan traumático en la memoria colectiva canadiense, con ojos feministas. En el momento en que Lepine cometió la masacre, las mujeres de ese país se estaban alejando de los roles femeninos, estaban ocupando trabajos anteriormente reservados solamente a los hombres. Y eso irritaba a este asesino, el cual pensaba que el tener colgajo entre las piernas le daba más derecho que a las mujeres a estudiar y trabajar. De hecho, la facultad donde pensaba estudiar, le había rechazado al tener cuotas y posiciones reservadas a mujeres. Y en lugar de, no sé, probar en una facultad distinta, o ponerse a currar o de voluntario en alguna ONG, a este machista cabrón no se le ocurrió otra cosa que hacer pagar a mujeres inocentes quienes según el, estaban robándole su derecho de estudiar, o sea, sus privilegios. Un párrafo de su nota:

“Ellas quieren retener las ventajas de ser mujer … mientras tratan de arrebatar aquellas de los hombres… Son muy oportunistas ya que descuidan el provecho del conocimiento acumulado por el hombre a través de los años. Siempre tratan de subrepresentarlos cada vez que pueden.”

Si esto no es un ejemplo de un machista queriendo reservar sus privilegios de hombre, no sé que es, la verdad. Es por esto que en realidad esta masacre no fué un asesinato en masa como otro cualquiera, sino un femicidio. Mientras en Canadá, tras esta matanza se empezó a controlar el acceso a las armas, en EEUU no, y eso, unido a que también allí el patriarcado está vivito y coleando y que hay una cultura violenta, siguen hasta nuestros días existiendo matanzas en serie muy a menudo, las cuales necesitan ser examinadas desde la perspectiva feminista también.
Afortunadamente, en Canadá cada año por estas fechas se sigue honrando la memoria de estas mujeres las cuales fueron asesinadas solamente por serlo.

Imágen, de este blog.