La publicidad feminista no existe

La publicidad “feminista” ha estado en las noticias en EEUU otra vez. La marca de cosmética Dove ha creado una línea de jabones y geles de baño, cuyos botes están moldeados como cuerpos femeninos. Los botes no son todos pequeños ni flacos, al estilo de belleza normativa, sino que hay de varios tamaños, para representar y “celebrar” la diversidad de los cuerpos femeninos. Por lo visto, las críticas han llovido y con ellas han llegado también artículos sobre la llamada publicidad feminista.

Para aclararnos: el resto de este artículo voy a llamar a tal cosa publicidad “feministoide”. Me niego a llamarla feminista, porque esos dos términos, como el agua y el aceite, no se mezclan. En otras palabras, no existe tal cosa como la publicidad feminista.

El resto del artículo está aquí.

 

Anuncios

Feminismo Sin Fronteras: La #culturadelaviolación era esto

No me apetecía escribir, así que he hecho un vídeo-comentario sobre esta noticia y la cultura de la violación:

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=9P0dUwzOoc4%5B/embedyt%5D

Algunos enlaces: “Un alto precio por 20 minutos de acción”: la polémica defensa del padre de un joven violador sentenciado a 6 meses de prisión

El crimen sexual en Stanford que ha generado una ola de indignación universitaria y judicial

Petición para que cesen al juez

Roosh V: 15 Minutos de Fama de un Misógino

Despues de tanto jaleo mundial por el neo-machista Roosh V (Return of the Kings es su blog, el Retorno de los Reyes), quien amenazaba con quedadas de machirulos en varias ciudades del mundo, las ha cancelado ‘por estar preocupado por la seguridad de los asistentes’. Qué curioso que utilice una expresión que las mujeres siempre usamos cuando nos agobia que nos moleste gentuza como él.
Total, que según se ha sabido, este patético idiota vive en el sótano de la casa que comparte con su madre, y desde allí escribe su blog. Ha estado flipando con la cantidad de tráfico que ha recibido su blog en estos días (cuyo enlace me niego a incluir aquí), lo cual me hace pensar que en realidad no había organizado nada en concreto, ha sido todo una campaña de marketing. Y como las cosas que rebuzna este idiota son tan viles, ha sonado la alarma.

Despues de todo, Roosh V escribe en su blog que las mujeres deberían poder ser violadas legalmente en un entorno privado. Ha admitido en su blog que ha tenido “relaciones sexuales” (vamos, violaciones) con mujeres que no han consentido, ha escrito que las mujeres somos inferiores a los hombres, y aconseja a sus seguidores que se muden a paises pobres donde las mujeres tienen menos derechos y se las puede manipular mas fácilmente para que sean sumisas. Uno de sus posts: “Cinco razones para salir con una chica que tiene un desorden alimenticio”. Así que cuando amenaza con montar tinglados mundiales de machistas, hay que prestar atención, por si acaso.

Lo que más me ha alegrado de todo esto es que haya sonado la alarma, por los medios sociales y de información. Pero esto es lo que pienso: Este capullo no ha hecho más que decir lo que muchos hombres piensan pero no se atreven a decir. Las mujeres vivimos en un sistema patriarcal, y el patriarcado es misógino. Esto es lo verdaderamente preocupante.

Mientras leía sobre Roosh V hace dos días, en los medios británicos saltaron dos noticias: 12 hombres habian recibido sentencias de carcel de 11 años cada uno por violar a una niña de 12, en grupo, aquí en Inglaterra. Y en otros medios ingleses, casi al mismo tiempo, en Croacia, un grupo de violadores han pagado $30,000 para no tener que ir a la cárcel, tras violar en grupo a una chica de 17.  No hace falta que se organicen eventos donde machirulos defienden la legalización de la violación, las mujeres ya vivimos en un mundo donde la cultura de la violación existe.

El cretino misógino Roosh V hace apología de la violencia contra las mujeres, y ahí sigue, en el sótano de su madre enfrente del ordenador. Los 15 minutos de fama mundial que obtuvo gracias a esta campaña de márketing puede que se hayan acabado, pero el sistema que él (y quienes le apoyan) defienden continúa.