Feminismo Sin Fronteras: Museo A la Misoginia

En Londres hay un museo sobre Jack el Destripador* y sus víctimas. Este asesino en serie, el cual asesinó, mutiló y se quitó los órganos (útero, riñones etc) de por lo menos cinco prostitutas hace un siglo, tiene un museo en Londres, donde la gente se puede sacar selfies junto a imágenes hechas en cera de las víctimas, ver fotos de autopsias o leer informes policiales.
Pues sí, como lo leeis. Está en la zona del “East End” e iba a ser un museo dedicado a las mujeres de esa zona, algunas de ellas luchadoras por derechos civiles. Gente pobre, emigrantes de la época. En lugar de eso han abierto un museo a la misoginia. Quienes nos ponemos las gafas violetas (feministas) sabemos muy bien que estos asesinatos en serie, a mujeres pobres, prostitutas a quienes mutilaba, son actos de violencia sexista hechos por una persona que odiaba a las mujeres, lo cual convierte en este museo en algo infame y misógino tambien. Curiosamente, los asesinatos ocurrieron entre 1888 y 1891, cuando el movimiento sufragista en Inglaterra estaba empezando. Coincidencia?

El contexto no hay que olvidarlo: Las mujeres vivimos en un mundo donde la violencia hacia nosotras, por ser mujeres, sigue existiendo. Aqui en Inglaterra y Gales los números oficiales dicen que una en 5 mujeres ha sufrido algún ataque de tipo sexual. Así que un museo que en honor a la violencia sexista, que quereis que os diga, me parece de muy mal gusto.

Cuando salió a la luz lo del museo, se hicieron peticiones y protestas. El museo abrió de todas formas. La persona que estaba detrás de esta barbaridad, un tal Mark Palmer-Edgecumbe, dijo que había planeado hacer un museo de otro tipo, pero le pareció que hacer uno sobre las víctimas de un asesino misógino sería mas interesante.

Por suerte, las mujeres inglesas no se rinden. Cerca de este monumento a la violencia sexista, se ha abierto una especie de galería dedicada a las mujeres del “East End” londinense, una exhibición “como debería haber sido un museo en honor a las mujeres” según dice la website.  Se llama East End Women’s Museum. Para anunciar la galería, nada mejor que un cartel gigante que reza así: “Festeja a las sufragistas, no a los asesinos en serie“, aludiendo claramente al museo de Jack el Destripador.

Ultimas noticias dicen que por lo visto al museo misógino le han denegado unos permisos necesarios para unos carteles. Es de esperar que alguna vez desaparezca y si tenemos en cuenta las numerosas críticas, puede que sea pronto.

*No quiero poner el enlace para no darle publicidad. Si quieres ver la website, busca por Google “Jack the Ripper Museum”.

Mujeres comiendo en el metro

Tal es el título de una página de Facebook, en la que salen fotos de mujeres comiendo en el metro londinense; mujeres que no saben ni han consentido previamente a que se les saquen fotos. Ha habido controversia y escándalo, por un lado muchas mujeres se quejan (con razón, creo yo) de que estas fotos invaden su intimidad, además de tratarlas como objetos, y todo para reírse de ellas. Por otro lado, defensores de la página dicen que es su derecho el tomar fotos de mujeres en un espacio público. El caso es que, simplemente porque se pueda hacer algo legalmente, no significa que se debiera, pero ya sabemos que el asunto de la degradación de la imagen de la mujer no es ninguna prioridad para ningun gobierno. Vamos, que, practicamente todavía se está hablando sobre si tomar fotos de de mujeres por debajo de la falda es legal o no

ImageSegún parece, Facebook había quitado la página de mujeres comiendo en el metro (cuyo link no voy a añadir a este post, porque me parece repugnante darles más publicidad), pero por lo visto ha cambiado de opinión y ahí sigue. Según parece, se está organizando una protesta de mujeres comiendo en el metro, para demostrar que pueden comer cuando quieran y donde quieran (ver cartel a la izquierda, el cual viene a decir “Mujeres que comen donde les salga del coño”)

Yo a todo esto lo llamo acoso, sin más.