La publicidad feminista no existe

La publicidad “feminista” ha estado en las noticias en EEUU otra vez. La marca de cosmética Dove ha creado una línea de jabones y geles de baño, cuyos botes están moldeados como cuerpos femeninos. Los botes no son todos pequeños ni flacos, al estilo de belleza normativa, sino que hay de varios tamaños, para representar y “celebrar” la diversidad de los cuerpos femeninos. Por lo visto, las críticas han llovido y con ellas han llegado también artículos sobre la llamada publicidad feminista.

Para aclararnos: el resto de este artículo voy a llamar a tal cosa publicidad “feministoide”. Me niego a llamarla feminista, porque esos dos términos, como el agua y el aceite, no se mezclan. En otras palabras, no existe tal cosa como la publicidad feminista.

El resto del artículo está aquí.

 

Anuncios

Feminismo Sin Fronteras: Cultura de la violación en Alemania también

Imagínate que sales de fiesta una noche con un grupo de gente. Imagínate que unos días más tarde ves por internet un vídeo en el que tú sales, siendo violada. Y no te acuerdas de nada. Imagínate que denuncias la situación, ya que, aparte de que no recuerdas qué paso y no podías consentir, en el vídeo se te oye diciendo “no” y “para”. Imagínate que no sólo pierdes el juicio y te obligan a pagar 24.000 euros, si no que encima el vídeo sigue en internet y tus violadores están ganando dinero con él y a ellos el sistema judírico les ha impuesto una multa de sólo 1.350 euros.

Esto es lo que está pasando a una modelo y famosa alemana llamada Gina-Lisa Lohfink. La violación fué en Berlin, en 2012. Ella dice que alguien le debió poner algo en su bebida y no recuerda que ocurrió. Unos días más tarde vió el vídeo por internet. El sistema judírico de Berlin ha fallado a favor de sus violadores, y ha sentenciado que ella hizo una acusación falsa. A ella le han puesto una multa (Gina-Lisa dice que prefiere ir a la cárcel que pagar), y está luchando contra este fallo, el cual es una barbaridad, no sólo por lo sexista, si no por el mensaje que lanza a las mujeres alemanas: La víctima es en realidad culpable y todas las mujeres acusamos de forma falsa. La violación no existe, aunque nosotras digamos lo contrario y nuestro derecho a consentir o no, tampoco existe. Esto va a provocar que muchas mujeres no denuncien.
Si esto no es la cultura de la violación, no sé qué es. 

Gina-Lisa se está defendiendo de estos cargos y el 27 de junio es el día en el que la corte decidirá de nuevo si es culpable o no. Para mi, está claro, si ella no ha podido consentir o si no consiente es violación.

Feminismo Sin Fronteras: Museo A la Misoginia

En Londres hay un museo sobre Jack el Destripador* y sus víctimas. Este asesino en serie, el cual asesinó, mutiló y se quitó los órganos (útero, riñones etc) de por lo menos cinco prostitutas hace un siglo, tiene un museo en Londres, donde la gente se puede sacar selfies junto a imágenes hechas en cera de las víctimas, ver fotos de autopsias o leer informes policiales.
Pues sí, como lo leeis. Está en la zona del “East End” e iba a ser un museo dedicado a las mujeres de esa zona, algunas de ellas luchadoras por derechos civiles. Gente pobre, emigrantes de la época. En lugar de eso han abierto un museo a la misoginia. Quienes nos ponemos las gafas violetas (feministas) sabemos muy bien que estos asesinatos en serie, a mujeres pobres, prostitutas a quienes mutilaba, son actos de violencia sexista hechos por una persona que odiaba a las mujeres, lo cual convierte en este museo en algo infame y misógino tambien. Curiosamente, los asesinatos ocurrieron entre 1888 y 1891, cuando el movimiento sufragista en Inglaterra estaba empezando. Coincidencia?

El contexto no hay que olvidarlo: Las mujeres vivimos en un mundo donde la violencia hacia nosotras, por ser mujeres, sigue existiendo. Aqui en Inglaterra y Gales los números oficiales dicen que una en 5 mujeres ha sufrido algún ataque de tipo sexual. Así que un museo que en honor a la violencia sexista, que quereis que os diga, me parece de muy mal gusto.

Cuando salió a la luz lo del museo, se hicieron peticiones y protestas. El museo abrió de todas formas. La persona que estaba detrás de esta barbaridad, un tal Mark Palmer-Edgecumbe, dijo que había planeado hacer un museo de otro tipo, pero le pareció que hacer uno sobre las víctimas de un asesino misógino sería mas interesante.

Por suerte, las mujeres inglesas no se rinden. Cerca de este monumento a la violencia sexista, se ha abierto una especie de galería dedicada a las mujeres del “East End” londinense, una exhibición “como debería haber sido un museo en honor a las mujeres” según dice la website.  Se llama East End Women’s Museum. Para anunciar la galería, nada mejor que un cartel gigante que reza así: “Festeja a las sufragistas, no a los asesinos en serie“, aludiendo claramente al museo de Jack el Destripador.

Ultimas noticias dicen que por lo visto al museo misógino le han denegado unos permisos necesarios para unos carteles. Es de esperar que alguna vez desaparezca y si tenemos en cuenta las numerosas críticas, puede que sea pronto.

*No quiero poner el enlace para no darle publicidad. Si quieres ver la website, busca por Google “Jack the Ripper Museum”.

Roosh V: 15 Minutos de Fama de un Misógino

Despues de tanto jaleo mundial por el neo-machista Roosh V (Return of the Kings es su blog, el Retorno de los Reyes), quien amenazaba con quedadas de machirulos en varias ciudades del mundo, las ha cancelado ‘por estar preocupado por la seguridad de los asistentes’. Qué curioso que utilice una expresión que las mujeres siempre usamos cuando nos agobia que nos moleste gentuza como él.
Total, que según se ha sabido, este patético idiota vive en el sótano de la casa que comparte con su madre, y desde allí escribe su blog. Ha estado flipando con la cantidad de tráfico que ha recibido su blog en estos días (cuyo enlace me niego a incluir aquí), lo cual me hace pensar que en realidad no había organizado nada en concreto, ha sido todo una campaña de marketing. Y como las cosas que rebuzna este idiota son tan viles, ha sonado la alarma.

Despues de todo, Roosh V escribe en su blog que las mujeres deberían poder ser violadas legalmente en un entorno privado. Ha admitido en su blog que ha tenido “relaciones sexuales” (vamos, violaciones) con mujeres que no han consentido, ha escrito que las mujeres somos inferiores a los hombres, y aconseja a sus seguidores que se muden a paises pobres donde las mujeres tienen menos derechos y se las puede manipular mas fácilmente para que sean sumisas. Uno de sus posts: “Cinco razones para salir con una chica que tiene un desorden alimenticio”. Así que cuando amenaza con montar tinglados mundiales de machistas, hay que prestar atención, por si acaso.

Lo que más me ha alegrado de todo esto es que haya sonado la alarma, por los medios sociales y de información. Pero esto es lo que pienso: Este capullo no ha hecho más que decir lo que muchos hombres piensan pero no se atreven a decir. Las mujeres vivimos en un sistema patriarcal, y el patriarcado es misógino. Esto es lo verdaderamente preocupante.

Mientras leía sobre Roosh V hace dos días, en los medios británicos saltaron dos noticias: 12 hombres habian recibido sentencias de carcel de 11 años cada uno por violar a una niña de 12, en grupo, aquí en Inglaterra. Y en otros medios ingleses, casi al mismo tiempo, en Croacia, un grupo de violadores han pagado $30,000 para no tener que ir a la cárcel, tras violar en grupo a una chica de 17.  No hace falta que se organicen eventos donde machirulos defienden la legalización de la violación, las mujeres ya vivimos en un mundo donde la cultura de la violación existe.

El cretino misógino Roosh V hace apología de la violencia contra las mujeres, y ahí sigue, en el sótano de su madre enfrente del ordenador. Los 15 minutos de fama mundial que obtuvo gracias a esta campaña de márketing puede que se hayan acabado, pero el sistema que él (y quienes le apoyan) defienden continúa.

De buen rollito, gracias por no violarme, eh?

En la India, donde ultimamente han salido a la luz varios casos violencia de género especialmente brutales (violaciones en grupo y torturas) y otros casos de femicidios, una website de noticias india llamada Mintified ha decidido lanzar una campaña bajo el hashtag #blameonenotall (échale la culpa a uno, no a todos). En tal campaña, se ven a mujeres sosteniendo pancartas con texto escrito en inglés del tipo “No me importa invitar a mi amigo a mi casa, pq confío en él” o “Cuando mi padre y madre no están conmigo, mi tío no me hace sentirme incómoda“. Un texto que acompaña a la página de Facebook dice algo así como que es cierto que las mujeres tienen que aguantar que nos acosen por la calle, que nos manoseen sin previo consentimiento, etc, pero que “generalizar no está bien” ya que no todos los hombres violan. Y añade “Estos posters lo explican muy bien. Estas mujeres dan gracias” Y luego se ven las imágenes que he descrito arriba. La campaña en cuestión ha hecho flipar a muchas mujeres en el mundo mundial, (y con razón) las cuales han dicho que, hostias, ya, encima tenemos que estar agradecidas que no nos violen? Que fuerte, no? O sea:
-Lo que piensen los tíos y que se sientan ofendidos es mucho más importante que el vivir en una sociedad patriarcal donde una chica de 16 años se suicida tras haber sufrido una violación en grupo el mes anterior. En serio. Pobres hombres, cuanto sufren.
-Es cierto que no todos los hombres violan, pero  las mujeres vivimos en una cultura de la violación, en la cual la mayoría de los violadores nunca va a la cárcel, y se echa la culpa a la víctima y a todas las mujeres en general, por no vestirnos lo suficiente, o por caminar por la noche solas, etc, etc.
-Como dijo la feminista Julie Bindel hace tiempo, las mujeres somos el único grupo oprimido del que se espera que ame a su opresor. Cuanta razón tiene.

Tengo muy poca paciencia para este tipo de mierda, la cual no ocurre solamente en la India, pero en todos sitios, porque en todos lugares vivimos las mujeres en un sistema patriarcal y en todos sitios hay femicidios. Joder, que hace unos días asesinaron a una feminista en Estados Unidos. O sea, que hay que considerar el contexto de todo esto. Lo verdaderamente ofensivo no es el decir que la violación es algo tan endémico en este mundo, lo que realmente debería producir rechazo es que este tipo de cosas ocurran.

Ni #50sombrasdepatriarcado ni hostias, esto es lo que quiero ver

La directora de cine Leslee Udwin ha hecho un documental examinando el caso de la violación y posterior fallecimiento de la estudiante de medicina Jyoti Singh en Nueva Deli, el 21 de diciembre de 2012. Cinco hombres y un menor la violaron en grupo en un autobus en movimiento y luego tiraron el cuerpo por la ventana. Tras 13 días, Singh murió.

El film, llamado “La hija de La India” narra los eventos tras el horrible crimen y habla de las protestas multitudinarias en las calles de La India y sobre como la cultura de ese país oprime a las mujeres, con el consentimiento de la ley: feticidios, ataques con ácido, trata y otros tipos de discriminación u opresión. También habla de algunos cambios a la ley en ese país, en el que, según este artículo en The Guardian, una mujer es violada cada 20 minutos. Udwin incluso habla con algunos de los culpables, quiere saber porque los hombres violan y el artículo de The Guardian deja claro que algunas de las respuestas son nauseabundas; ciertamente las mujeres estamos consideradas como un ser muy inferior en muchas culturas.

El documental lo van a poner en BBC4 el 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer), aquí en Reino Unido y en otros países: India, Suiza, Noruega y Canadá. Se van a organizar talleres para que niños y niñas en La India aprendan sobre violencia de tipo sexual y se va a lanzar una iniciativa llamada “Hija de La India” para luchar contra la desigualdad y violencia sexual de mujeres y niñas.
No sé cuando la echarán en España, pero habrá que estar pendientes!

Aquí os pongo el trailer del documental:

Feminismo sin Fronteras: Esto también es violencia de género

Aquí voy a hablar de como políticos y políticas de derechas se ponen la piel de cordero y dicen preocuparse por las mujeres cuando en realidad lo que quieren es discriminarlas más:

En Reino Unido quieren aprobar una enmienda a la ley del aborto, según la cual sería ilegal el abortar basado en el sexo del feto. Hay comunidades en este país donde ya se están viendo más varones que niñas y que hay pruebas que señalan al aborto selectivo basado en el sexo del feto, el cual favorece a los varones, como la razón para empujar este cambio. Este es un problema que no solo está ocurriendo en La India o China, sino en comunidades emigrantes en países ricos como Reino Unido o Estados Unidos y refleja la discriminación hacia la mujer en muchos ámbitos de la vida, empezando antes de nacer. En efecto, el aborto selectivo no es más que la primera discriminación que la mujer sufre, siguiendo de muchas otras, si al final el feto no es abortado. Simplemente, por ser mujer.

The Economist dijo allá por 2010 que se consideraba que se habían abortado unos 100 millones de niñas en el mundo entero y la “tradición” no solo desaparecía sino que iba a más.
9063138346_a9942f14cb_zVolviendo a la enmienda que está siendo presentada por la parlamentaria Fiona Bruce, esta política conservadora la cual, en un artículo al periódico The Telegraph ha disfrazado su iniciativa machista de preocupación por lo que considera una tradición sexista, (que lo es), pero la solución de ilegalizar este tipo de abortos no solo no arreglaría nada, si no que convertiría a las mujeres que abortan en criminales. En mi opinión, el obligar a una mujer a abortar porque espera una niña es violencia de género, ni más ni menos. Si una mujer es maltratada o sufre presiones por parte de su marido y otros miembros de la familia para abortar al tener un feto niña en su vientre, eso es violencia sexista y convertir y criminalizar ese tipo de aborto castigaría a la mujer doblemente.
Como feminista, digo que en lugar de eso, lo que hace falta es examinar las razones por las que tantas mujeres abortan niñas y atajar el problema desde ahí: Lo hacen, entre otras razones, porque en según que culturas el tener una hija significa que su familia va a tener que pagar una dote, y que solo el hijo puede heredar el dinero familiar. Mientras estas leyes que claramente discriminan a las mujeres no cambien, será preferible el tener hijos (varones). Así que eso es lo que hay que cambiar, esas ‘tradiciones’ y leyes machistas. Y en cuanto a hombres que maltratan y pegan a sus mujeres para provocar abortos al saber que está embarazada de una niña, eso es violencia de género y debería ser perseguida.

Leo en BBC.com: “Que es mejor, tener una hija no querida o ninguna? Dice Pratap Dayi, la cual ha abortado cinco hijas “No tengo espacio en mi casa, y una hija lo hubiera tenido mal en la vida. Hubiera habido comida para mis yernos pero nada para ella, y además los terrenos hubieran sido para ellos también”. Esta es la situación que hay que cambiar.

Y finalmente, que ascazo de políticas/os como Fiona Bruce, que disfrazan de buenas intenciones el intento de penalizar el aborto.

Foto, Flickr (Creative Commons)