Feminismo Sin Fronteras: Quien es Maryam Namazie?

Ayer fui a una conferencia en Bristol, Reino Unido, donde ahora vivo. La conferencia era sobre la libertad de expresión. En EEUU y aquí en Reino Unido, se está dando un fenomeno en algunas universidades, lugares donde precisamente la gente va para aprender a pensar de forma crítica. Hay personas que han sido des-invitadas a dar charlas. O sea, que las han invitado y se las ha des-invitado tras haber recibido la universidad quejas de algunos alumnos /as, quienes quieren proteger a otros estudiantes y exigen un “lugar a salvo” (safe spaces), donde nadie tendrá que oir cosas tan ofensivas como que la pornografia no es empoderadora para las mujeres, o el concepto de lo trans desde la perspectiva de la disforia del cuerpo. Muchas de las personas que están recibiendo este tratamiento son mujeres y feministas. A la conferencia de ayer fueron Maryam Namazie, Julie Bindel, Sarah Ditum y Sian Morris, precisamente para hablar de la libertad de expresión, que las universidades dicen respetar y defender, pero que en realidad, en cuanto se trata de ciertos temas, censuran. Hoy quería hablar de la primera conferenciante, Maryam Namazie.

Esta señora nacio en Irán y ha vivido en varias partes del mundo y ahora en Reino Unido. Ella es ex-musulmana y dice que todas las religiones son malas para las personas, pero que ella, por su historial personal se concentra en el Islam, y aquellos gobiernos y personas que usan esa religión para oprimir. Según la información de su blog, Namazie ha trabajado con refugiados etiopes en Sudan hasta que el gobierno pro-Islam tomó el poder. Ha trabajado con numerosas organizaciones como portavoz, como escritora, como miembra del consejo, de organizaciones que están a favor de los derechos de la mujer, del secularismo. Ha escrito tambien numerosos articulos sobre el islamismo, y la libertad de expresión. Por su labor ha recibido premios y reconocimiento internacional.

Sus opiniones han causado la ira de islamistas en Gran Bretaña y en Iran, (la mayoría hombres) los cuales han estado boicoteando sus charlas en universidades por considerar que lo que dice es ofensivo contra el Islam. La acusan de ser islamofoba, sin más. Como he escrito más arriba, ella defiende el secularismo y está en contra de todas las religiones.

El mes de diciembre de 2015, fue invitada a hablar en la universidad de Goldsmith en Londres sobre la apostasía y la blasfemia, y se armó jaleo, con alumnos levantándose en medio de la conferencia y exigiendo que se callara. Despues del evento, la organizacion feminista de la universidad tomó el lado de la organización pro-Islam que estaba detras del rechazo a Namazie. Dijeron que todo el mundo tiene derecho a tener un “lugar a salvo” en una universidad y derecho a que no se le ofenda. Namazie habló de esto ayer, de como muchas organizaciones de izquierdas y liberales, defienden el relativismo cultural y defienden la libertad de expresión de grupos a favor del Islam a costa de la libertad de expresión de ella y de otras personas. También comentó que hay mucha gente que defiende el Islam ya que nadie quiere ser considerado racista, y es cierto que la comunidad musulmana en Reino Unido es una minoría discriminada y mal entendida.

El concepto del “lugar a salvo” me tiene un poco perpleja, creo que es bueno, sobre todo para estudiantes universtarios/as el estar expuestos a otras opiniones y que hay que entender que una cosa es defender una opinión propia, como la de Namazie, y otra cosa es fomentar, instigar la violencia, cosa que ni Namazie, ni las otras panelistas de la conferencia de ayer hacen (Bindel comentó que muchas veces había tenido que debatir sobre derechos homosexuales con personas que discriminan abiertamente a las lesbianas como ella y se lo ha tenido que tragar). Es muy triste que la izquierda, que se supone que apoya el pensamiento progresista, en cuanto se tocan ciertos asuntos (Islam, los derechos de las mujeres) reaccionen de forma tan… convervadora y rancia. Ayer aprendí dos cosas y confirmé otra:

-Hay gente intolerante que quiere callar a otras personas, y son tanto de derechas como de izquierdas
-En la vida mucha gente va a decir cosas que te van a ofender. Más vale que te acostumbres
-No hay nada más peligroso, ni más ofensivo, al final, que una mujer con una opinión

Un pensamiento final: Que una mujer como Namazie, que es oprimida en Iran y en el Islam y que al denunciar la opresión se la considere opresora dice muchas cosas sobre el mundo en que vivimos.

Anuncios

El patriarcado siempre gana II

Vivimos en unos tiempos de mierda, donde los intereses económicos se anteponen a los derechos humanos, donde paises que dicen llamarse democráticos hacen negocios a escondidas con naciones que oprimen brutalmente a sus ciudadanos y ciudadanas. Y para colmo, cuando una voz solitaria, una mujer (y encima feminista) denuncia esta asquerosidad, se le echa medio mundo encima.

Esto es lo que está pasando en Suecia ahora mismo. Margot Wallström es la ministra sueca de asuntos exteriores, la cual ha montado el pollo diplomatico del siglo denunciando públicamente violaciones a los derechos humanos de tres países: Israel, Arabia Saudita y Rusia. Ahí es nada.

Wallström, la cual ha dicho que quiere que la política de exteriores sueca sea feminista, va y reconoce a Palestina como nación e Israel responde diciéndole que ya no es bienvenida allí. Luego va y denuncia el asesinato de Boris Nemtsov. Y por último condena los latigazos en Arabia Saudita al bloguero Raif Badawi, llamando esa accion “medieval”, diciendo que Arabia Saudita es una dictadura y denunciando el tratamiento que se hace a las mujeres.
La ira de Arabia Saudita no se ha hecho esperar y ha desencadenado en una serie de problemas diplomaticos entre los dos países, problemas que se pueden ampliar a otras naciones de Oriente Medio. Tras las denuncias de Wallström, Arabia Saudita consiguió que se cancelara una charla que la ministra iba a dar en la Liga Arabe, a lo que el gobierno sueco respondió cancelando unos acuerdos económicos de los dos países en materia de armamento. Suecia pretendia ser miembro del consejo de seguridad de las Naciones Unidas y necesitaba el apoyo de Arabia Saudita para conseguirlo, y ahora ya no va a poder ser. Y mucha gente le echa la culpa de todo este tinglado a Wallström. Por un lado, varios paises arabes se han manifestado en contra de Suecia (sí, por defender los derechos humanos, o mejor dicho, porque una mujer lo haya hecho), y por otro, el empresariado sueco está que trina pensando en los millones que se pueden perder si aparte de Arabia Saudita otras zonas de Oriente Medio deciden cortar sus relaciones comerciales con Suecia. Afortunadamente, parece que la clase politica en Suecia está intentando más o menos apoyar el limitar acuerdos comerciales con países que no respetan los derechos humanos, así que es posible que no echen a Wallström a los tiburones, como sí se haría en otros lugares. Aun así, el asunto entero es repugnante, y mientras escribo esto recuerdo todas las testas coronadas y no coronadas del mundo mundial haciendo pleitesía en Arabia Saudita hace un par de meses cuando el rey de ese país murió.

Margot, la has liado parda, pero como feminista y como ciudadana de esta mierda de mundo te lo agradezco. Alguien tenía que hacerlo.

Foto, Flickr (SDA, Creative Commons)

¿Y esto que tiene que ver con los derechos de las mujeres?

Ayer, 8 de marzo, volvía yo de un evento en una ciudad cercana. En tal evento (una charla sobre libros y empoderamiento para mujeres) dieron ejemplares gratis de un periódico de tirada nacional, y como sabía que me apetecería leerlo luego en el tren, cogí uno. Cual no sería mi sorpresa al ver en las dos primeras páginas (enteras, además) ocupando dos anuncios patrocinados por una compañía de cosméticos, llamada Benefit. Los anuncios (foto abajo) dicen que si compras unos cosméticos para tus cejas, le darán 100% de lo que vendan a ONGs de mujeres y niñas. Pero tienen que ser específicamente los potingues para las cejas los que compres. Y se echan flores sobre esta iniciativa para “empoderar a las mujeres y niñas en todo el mundo”, “yendo más allá de las tiendas de cosméticos” y bla, bla, bla…
Me parece que:
-En lugar de tanto márketing, podrían haber donado el dineral que les ha costado el anuncio. Esto no es más que una campaña de publicidad disfrazada de feminismo.
Es absoluthttp://laswebsitesdeluisa.com/revolucionesfeministas/amente obsceno el fomentar el consumismo en un día en que se recuerda (entre otras cosas relacionadas con los derechos de las mujeres) un incendio en una fábrica de camisas en Nueva York, en el cual perecieron 123 mujeres y 23 hombres, en un local en el que se trabajaba en condiciones infrahumanas.

El 8 de marzo es el Día Internacional de las Mujeres, un día en que se celebra y se reconoce la lucha de las mujeres por la igualdad de derechos. El banalizar esta fecha y usarlo para ganar dinero mientras se habla de “empoderamiento” (por no hablar del fomento de la belleza heteropatriarcal) es simplemente asqueroso.