Feminismo Sin Fronteras: La religión y patriarcado

La religión es el brazo ejecutor del patriarcado. Bajo la excusa de la “tradición”  se inventan reglas para controlar y oprimir de las mujeres de la manera más vil. Pero, insisto, mi perspectiva feminista me dice que la religión es simplemente uno de los vehículos que el patriarcado se ha inventado para jodernos bien a las mujeres.

Y si no, mirad lo que ha pasado en Israel hace unas semanas, donde el sexismo disfrazado de religión campa a sus anchas: Cuatro mujeres activistas han ganado un juicio contra el ayuntamiento de una localidad, el cual se había negado a quitar carteles callejeros que exigen a las mujeres que 7304042412_5350e0f463_zse vistan de una forma “decente”. Esto ocurre en una ciudad donde habitan judíos y judías ultra-ortodoxos y aunque estos carteles fueron considerados ilegales por discriminar a las mujeres, siguen ahí, ya que si se quitaran se consideraría un gesto que podría provocar violencia  –y me imagino que no por parte de mujeres precisamente, si no de otros hombres. Según las activistas comentaron durante el juicio, ellas mismas se arreglan de una manera muy modesta y aun así reciben insultos y escupitajos en la calle, así que muy claramente esto es un caso de violencia de género estructural. La discriminación hacia las mujeres ya existe, motivada por la misoginia; la religión la justifica y sanciona.
Visto desde la mirada feminista, la religión se ha instalado de una forma algo parásita y al mismo tiempo cómplice activa del patriarcado, y se aprovecha de un atavismo que hace a tantos hombres despreciar y sentir asco de las mujeres, del cuerpo de las mujeres y de todo lo que represente el mundo femenino. Este asco por el cuerpo de las mujeres ha causado que estos judíos ortodoxos se nieguen a sentarse con mujeres en aviones y causen demoras (ha pasado varias veces) o que obliguen a las mujeres (sus esposas, madres, hijas) a sentarse en la parte de atrás de los buses, como salio a la luz que ocurría en Brooklyn, Nueva York (Este es el mismo tipo de segregación que ocurria entre personas de razas negras y blancas antes del movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos). Aquí en Reino Unido hubo jaleo el año pasado cuando en Londres, en barrios donde viven y circulan miembrxs de la religion judía ortodoxa, aparecieron carteles prohibiendo a las mujeres el paso por según que zonas. Muy fuerte.

En fin, por ahora mis felicidades a las cuatro activistas que han conseguido una victoria, aunque pequeña (un poco de dinero no puede suplir una vida entera de insultos), pero el mensaje esta claro: la discriminación hacia la mujer no debe ser tolerada.

En resumidas cuentas, lo que esto me demuestra es que la religion judía ortodoxa no es ni mejor ni peor que la católica o la musulmana, todas tienen en común la misoginia.

Foto, Flicker Creative Commons (Javier)

(function(i,s,o,g,r,a,m){i[‘GoogleAnalyticsObject’]=r;i[r]=i[r]||function(){
(i[r].q=i[r].q||[]).push(arguments)},i[r].l=1*new Date();a=s.createElement(o),
m=s.getElementsByTagName(o)[0];a.async=1;a.src=g;m.parentNode.insertBefore(a,m)
})(window,document,’script’,’//www.google-analytics.com/analytics.js’,’ga’);

ga(‘create’, ‘UA-58065823-2’, ‘auto’);
ga(‘send’, ‘pageview’);

Algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s