Hoy se cumplen 25 años de femicidio en masa en Canadá

El 6 de diciembre de 1989, un asesino misógino de 25 años llamado Marc Lepine mató a 14 mujeres en la Escuela Politécnica de Montreal, Canadá. Armado con rifle y cuchillo de caza se dirigió a ese instituto, y tras separar a los hombres de las mujeres, mató a seis de ellas, y siguió caminando por otras zonas del lugar matando a mujeres hasta que al final se suicidó. Durante la matanza dijo que odiaba a las feministas, y dejó una nota echando la culpa a las mujeres de todos sus problemas y también una lista de otras mujeres a las que quería asesinar. 

sistersAcabo de ver un documental hecho en Quebec sobre la masacre. Se habla de su infancia desgraciada, de su padre abusivo, que lo mucho que sufría por el racismo (el padre era de Argelia) bla, bla, bla, re-bla. Ciertamente resulta curioso que un hombre que había sufrido tanto por culpa de su padre y que había sido testigo del sufrimiento de su madre lo pagara con las mujeres, pero no tan curioso si tenemos en cuenta que vivimos en un sistema patriarcal. Es por esto por lo que es importante mirar este acontecimiento tan traumático en la memoria colectiva canadiense, con ojos feministas. En el momento en que Lepine cometió la masacre, las mujeres de ese país se estaban alejando de los roles femeninos, estaban ocupando trabajos anteriormente reservados solamente a los hombres. Y eso irritaba a este asesino, el cual pensaba que el tener colgajo entre las piernas le daba más derecho que a las mujeres a estudiar y trabajar. De hecho, la facultad donde pensaba estudiar, le había rechazado al tener cuotas y posiciones reservadas a mujeres. Y en lugar de, no sé, probar en una facultad distinta, o ponerse a currar o de voluntario en alguna ONG, a este machista cabrón no se le ocurrió otra cosa que hacer pagar a mujeres inocentes quienes según el, estaban robándole su derecho de estudiar, o sea, sus privilegios. Un párrafo de su nota:

“Ellas quieren retener las ventajas de ser mujer … mientras tratan de arrebatar aquellas de los hombres… Son muy oportunistas ya que descuidan el provecho del conocimiento acumulado por el hombre a través de los años. Siempre tratan de subrepresentarlos cada vez que pueden.”

Si esto no es un ejemplo de un machista queriendo reservar sus privilegios de hombre, no sé que es, la verdad. Es por esto que en realidad esta masacre no fué un asesinato en masa como otro cualquiera, sino un femicidio. Mientras en Canadá, tras esta matanza se empezó a controlar el acceso a las armas, en EEUU no, y eso, unido a que también allí el patriarcado está vivito y coleando y que hay una cultura violenta, siguen hasta nuestros días existiendo matanzas en serie muy a menudo, las cuales necesitan ser examinadas desde la perspectiva feminista también.
Afortunadamente, en Canadá cada año por estas fechas se sigue honrando la memoria de estas mujeres las cuales fueron asesinadas solamente por serlo.

Imágen, de este blog.

Algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s