Me cago en la revista TIME

La revista TIME ha hecho una lista de esas palabras o expresiones en inglés (o sea, muletillas) que la gente dice constantemente y que irritan hasta el punto que si oyes a alguien más soltar la palabrita, vas a explotar. Expresiones estúpidas como “I can’t even” (no puedo ni siquiera…), literally (literalmente) y… feminista. Esta revista invita a lectores y lectoras a votar que palabra debería ser prohibida en el próximo año. Yo no puedo ni pensar… alucinando me hallo…

revolucionesfeministas_TIME

Grupos pro-feto rizan el rizo, y más noticias de las cavernas patriarcales

Dos noticias recientes sobre fetos y abortos hacen que se les pongan a una los pelos de punta. Por un lado, en Australia, las autoridades están decidiendo si una niña de seis años puede denunciar a su madre por haber bebido alcohol durante el embarazo. Es cierto que hay daños que pueden ser permanentes, pero si una denuncia como esta progresara, si se transformara al feto en una “persona”, se convertirían a muchas mujeres embarazadas en criminales por según que comportamientos, y se abriría la puerta a muchas situaciones bastante alucinantes, como por ejemplo, que el feto tenga más derechos que el cuerpo de la mujer, y que los fetos puedan denunciar al cuerpo femenino que los aloja. Muy fuerte.

En otras noticias, en el estado de Michigan, Estados Unidos, una nueva ley prohibe de ahora en adelante a los seguros privados a cubrir el aborto (el cual os recuerdo que sigue siendo legal) a menos de que la vida de la mujer esté en peligro, y la prohibicion incluye abortos relacionados con una violación. Si las mujeres quieren, pueden comprar un seguro adicional que pueda cubrir esos imprevistos, una especie de “seguro en caso de violación”, por el que también tendrán que pagar, claro. O sea, que, habría que anticipar esta posibilidad de que a una la violen, y en caso de no prepararse, cabe todavía la posibilidad de que su seguro privado al negarse a pagar pudiera agarrarse a la excusa de “pues podias haberte pensado esto antes, chata, y comprado seguro extra ‘anti-violacion'”.

Como se nota que a los tíos estas cosas no les pasan.

Las mujeres no importamos

En Australia, víctimas de crímenes de tipo sexual o de género tienen derecho a una buena indemnización para ayudarles a intentar superar tal horrible experiencia o maltrato continuado con la ayuda de terapias y asistencia psicológica. Bueno, mejor dicho, tenían derecho a una buena indemnización, hasta hace poco, ya que el gobierno ha decidido reducir mucho la cantidad de dinero que las victimas recibirían.
Katrina KeshishianHay una victima que no se va a callar ante tamaña injusticia: Katrina Keshishian (foto izquierda) fué violada por dos hombres en 2008. Los violadores tenían historial criminal previo, por cierto. Ella decidió no seguir adelante con un juicio porque no se veía con fuerzas para soportarlo, pero sí quiso pedir la indemnización a la que legalmente tenía derecho. Tras seis años de espera, la indemnización de 50.000 dólares australianos (unos 34.500 euros), ha sido reducida a 15.000 porque el gobierno quiere cortar gastos.  Esta joven, que tenia solo 20 años cuando fué violada, necesita el dinero para poder pagarse ayuda psicológica (la cual es costosa) tras la violación. Ha decidido hacer pública su historia para denunciar lo que esta ocurriendo, y tambien ha empezado una petición.
Es estupendo, verdaderamente, que haya un gobierno que piense en las víctimas y les dé dinero para que reciban la ayuda que necesitan. Ojalá otros paises hicieran lo mismo, y no solo no lo hacen, sino éste en particular, Australia, ha decidido reducir drásticamente la ayuda que estaba dando a las victimas. El hecho de que la mayoría de éstas sean mujeres ¿no habrá tenido que ver con la decisión del gobierno australiano, por casualidad? Como es eso… ah, sí, las mujeres no importan, ¿no?
Mal, muy mal…