Gracias, patriarcado! La prostitución es empoderadora y otras falacias

El patriarcado causa pobreza en las mujeres, lo cual, naturalmente, al final beneficia al mismo patriarcado. Una prueba es lo que está ocurriendo en Corea del Sur, donde actualmente, ancianas de 70 años, empujadas por el hambre, se tienen que prostituir en los parques y calles de la capital. Son mujeres que en su juventud nunca tuvieron que sufrir tal indignidad, muchas de ellas ya abuelas, muchas de ellas en edad de jubilarse. El gobierno ayuda con una pequeña pensión a mujeres que no tienen marido, pero se lava las manos en el caso de aquellas que sí tienen descendencia, así que muchas no tienen más remedio que recurrir a la esclavitud más antigua del mundo para poder comer si su familiares no pueden o no quieren ayudarlas, cosa cada vez más frecuente en una sociedad que cada vez tira menos de los lazos de sangre.

El patriarcado se beneficia enormemente de todo esto. Por un lado hay más mujeres que hombres llegando a avanzadas edades. Por otro lado, la pobreza les afecta bastante más a ellas que a ellos gracias a los roles de género. A todo esto hay que mezclar la mentalidad patriarcal de que los hombres tienen derecho a atención y sexo, sin importar su edad ni su condición económica. El artículo en Slate (inglés) dice que las autoridades piensan que es malo hacer redadas ya que “los ancianos después de todo tienen que dar rienda suelta a sus necesidades sexuales”. O sea, por muy pobres que sean los ancianos, todavía tienen “derecho” a sexo y a que les cuiden, ya que las mujeres están allí para esto, y ellas siempre son más pobres que ellos. La dignidad, las necesidades de las mujeres no importan.

prostitucion-logoAñado una citación traducida del artículo de Slate. Dice una anciana: “Tengo hambre. No necesito respeto, no necesito honor, solo quiero comer tres veces al día”.

Contrasto esta noticia con otra que leí hace unos días. En el Huffington Post había un artículo sobre mujeres que sí se habían dedicado a la prostitución toda su vida y se encontraban en la misma situación que las que menciono al principio de este posting. Hay un grupo de prostitutas ancianas, que viven a las afueras de una base militar estadounidense (Camp Humphreys) y empresas constructoras quieren echarlas de sus hogares. El gobierno coreano las vió en su momento como “una necesidad” para “amenizar” las bases militares y ahora las ignora. Pobres, enfermas y rechazadas por culpa del estigma social (que las condena a ellas y no a los puteros), estas mujeres no tienen ningún apoyo de la sociedad ni del gobierno. No tienen a donde ir, igual que las otras.

Sociedad patriarcal + capitalismo salvaje= prostitución.

Imágen, Blog de Médicos del Mundo Castilla-La Mancha

6 comentarios en “Gracias, patriarcado! La prostitución es empoderadora y otras falacias

  1. ¿Y si una mujer decide ser puta? ¿Es que vamos a hacer uso del pensamiento colonial que se usa también con las mujeres musulmanas de que están alienadas, no saben lo que hacen y hay que salvarlas ya que tampoco ellas mismas saben cuándo están siendo víctimas de trata? ¿Es que hay que acabar con la profesión para eliminar la violencia sistemática y el estigma contra las putas? ¿No es una forma de silenciamiento?

    La prostitución no es un problema, sí lo es la estigmatización del trabajo sexual, la violencia sistemática contra las mujeres y el derecho que la socierdad nos otorga a los hombres con las mujeres que hacen con su sexualidad los que le venga en gana. Prostitución no es sinónimo intrínseco de trata de personas.

    Información relacionada:
    http://gentedigital.es/comunidad/june/2011/08/10/puteras/
    http://www.colectivohetaira.org/web/index.php
    http://www.robot-hugs.com/strip/

    Me gusta

    • Ya, pero el hecho es que en los artículos cuyos enlaces he añadido, estas mujeres dicen varias veces que odian prostituirse, que es el hambre y la extrema necesidad las culpables de que hagan esto. Y yo añado, y el patriarcado, que se beneficia de la situación. Porque la prostitución beneficie a unas cuantas personas no significa que sea bueno para todas. Muchas mujeres parecen odiarlo.

      Me gusta

  2. Les voy a compartir mi punto de vista:

    La prostitución ES un problema si lo observamos a nivel global: la abrumadorísima mayoría de la OFERTA de prostitución proviene de las redes de trata de personas, es decir se trata de esclavitud sexual (que comparte el top 5 de negocios ilegales mundiales con bellezas como el tráfico de armas y el narcotráfico).

    Existen sin duda mujeres que se prostituyen voluntariamente, pero se trata de iniciativas locales y de poquísimas personas en comparación con la trata.

    Ahora bien, no es exactamente justo diferenciar entre trata y prostitución voluntaria si consideramos:

    1. Que quienes más demostraron que NO les interesa la diferencia entre una puta libra y una puta esclavizada son los propios CONSUMIDORES.
    2. Que la prostitución como institución internacional surge de la pobreza y la necesidad de las mujeres antes que por el impulso de mujeres deseosas de prostituirse
    3. Que la prostitución como industria a gran escala se apoya fueremente en los roles tradicionales de hombres y mujeres.

    Yo considero que se debe tener en cuenta la voz de las prostitutas por libre elección, y aplicar legislaciones locales que permitan desestigmatizarlas.

    Sin embargo, no se debe perder de vista que en tanto la prostitución sea mayoritariamente un trabajo esclavo (que además se mueve por la demanda, es decir que secuestran y prostituyen mujeres porque los clientes las solicitan).

    Esto significa que aun las prostitutas que trabajan por elección, al hacerlo en el conexto de una sociedad patriarcal, están colaborando en sosener estructuras que son violentas contra las mujeres y complacientes con las masculinidades tradicionales.

    Hace no mucho leí una frase que decía algo así como: “si los hombres tuvieran que pagar lo que realmente vale que una mujer libre tenga sexo sin desearlo, no les alcanzaría el dinero.”

    Mientras la mayoría de la prostitución sea en condiciones de esclavitud, además, se mantendrá siempre al límite de la subsistencia y de lo indigno el ingreso de las trabajadoras sexuales por elección.

    Le gusta a 1 persona

  3. El tema de la prostitución es tremendamente espinoso. Llevo meses pensando en el asunto, leyendo tanto a las abolicionistas (que cariñosamente denomino ‘bolis’, sobre todo Beatriz Gimeno), como a las regulacionistas (o ‘gulis’, sobre todo a Cristina Garaizábal). El tiempo no me da para ponerme a escribir un post (que al final serían como 2 o 3), pero lo escribiré.

    CLARO que no es lo mismo la trata (o prostitución forzada por la necesidad, que es CASI lo mismo) que la prostitución libre, y CLARO que, tal y como están las cosas, el patriarcado es el gran beneficiado de su ejercicio. ¿Nos vamos a quedar ahí en cuanto a la formulación del problema?

    Pues no, el escenario va mucho más allá de la dicotomía ‘libre-forzada’. Si nos quedamos en las puertas del prostíbulo y formulamos las preguntas sólo a las mujeres que prestan el ‘servicio’, dejamos sin estudiar la raíz del asunto. A ver cuántas personas se han hecho la siguiente pregunta, o le han aportado una respuesta:

    ¿POR QUÉ LOS HOMBRES DEMANDAN SERVICIOS SEXUALES Y LAS MUJERES NO? (Muy mayoritariamente, claro).

    Si de verdad, sin miedo ni remilgos, con una mentalidad libre de prejuicios y una escala de valores desprovista de TODO estereotipo, investigamos en esa dirección, empezaremos a entrever cosas, y posiblemente soluciones inesperadas.

    De momento, y por lo poco que he llegado a vislumbrar en la búsqueda de explicaciones a este fenómeno, se me antoja que hay un enorme HETEROCENTRISMO, tanto entre los consumidores como en las proveedoras de servicios sexuales, porque JAMÁS se menciona la prostitución gay y mucho menos lésbica (la primera existe pero es prácticamente invisible, y la segunda… ¿existe? Y si no, ¿por qué?).

    También es evidentísmo el enorme MACHISMO, consentido por las propias prostitutas, ya que voluntariamente se visibilizan con asociaciones y nombres propios, mientras que los consumidores sólo hablan anónimamente y a título individual. ¿Cómo es que NADIE ha puesto el grito en el cielo ante esto? Vamos, que si de verdad se está pidiendo la desestigmatización de las prostitutas y realmente se quiere perseguir a los consumidores de prostitución forzada, ¿cómo es que no existe una identificación igualitaria de ambas partes de la ecuación?

    Y hay más, mucho más… Pero parece que hay miedo, vergüenza, deshonestidad, y otras cosas peores. Si queremos resolver un problema, arrimar el ascua a la sardina propia no puede sino empeorar las cosas.

    Me gusta

    • Estaba ahora mismo escuchando una conferencia de Beatriz Gimeno sobre este tema. Una frase me llamó la atención: la prostitución trata sobre la sexualidad masculina, no la femenina”. Tiene toda la razón. En mi artículo estoy hablando sobre todo del patriarcado y de como propicia y se beneficia de esta situación, pero realmente la unica manera de solucionar esto es que los puteros dejen de serlo. El link a la presentación de Beatriz Gimeno: http://youtu.be/lo_H0MGtoiw

      Me gusta

Algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s