Violadores y más violadores por todos lados

Iba a hacer este post sobre las emigrantes que son violadas de camino a EEUU. Han salido cifras hace poco, las cuales sugieren (y digo sugerir porque no se sabe exactamente el número) que aproximadamente 80% de ellas son víctimas de violaciones, según cifras recientes. La violación es, de hecho, tan frecuente, que muchas de ellas lo esperan y se preparan con anticonceptivos para no acabar, encima, con un embarazo.
Iba a contar que los números más oficiales (60%) que se tenían hasta hace poco eran de Amnistía Internacional, pero que según parece, la situacion es bastante peor. Y peor se va a poner, ya que la edad de las emigrantes sigue bajando y hay cada vez más niñas, más menores haciendo ese camino desde El Salvador, Honduras o Guatemala hacia el norte.
Iba a escribir que la mayoría de las victimas no denuncian por verguenza, por culpabilidad y por miedo a ser deportadas, cosa que los violadores saben muy bien.

2115727813_184f759479_oHe decidido dar un poco la vuelta a esta historia y hablar de los violadores. Ellos son miembros de pandillas violentas de zonas donde los y las emigrantes se mueven, pero sobre todo son otros emigrantes, traficantes de emigrantes (coyotes) o funcionarios que trabajan en la frontera o en aduanas. O sea, hombres que están pasando por la misma situación que ellas, hombres que han sido pagados para llevarlas a la frontera o empleados del sector público cuyo trabajo es controlar el trafico de drogas y personas entre EEUU y México.

Lo que tienen en comun estos cabrones es el aprovecharse de la suma vulnerabilidad en la que se encuentran estas mujeres y niñas. Sus compañeros de “lucha”, arriesgan su vida igual que ellas para encontrar una vida mejor. Una situación de completa desesperación los empuja a emprender un camino lleno de penalidades hacia Estados Unidos. Hay riesgo de ser disparado por la policía fronteriza, de ser detenido y deportado, y de ser raptado por pandillas que trafican drogas y personas. Pero el patriarcado, por muy brutal que sea con los hombres, con las mujeres es todavía peor, ya que a todos estos riesgos se le tiene que añadir la violación y también la prostitución (muchas mujeres acaban siendo prostituídas por coyotes y pandillas en ciudades fronterizas). Es simplemente horripilante que estos hombres, los cuales supuestamente están buscando una vida mejor, sean capaces de volverse en contra de sus compañeras y violarlas. 
Muchos funcionarios que trabajan en las fronteras cooperan con traficantes de personas y drogas. La complicidad entre las dos partes, hecha posible por altos niveles de corrupción, coloca a mujeres y niñas en una situación de extremo peligro. Es totalmente imposible que las victimas puedan luchar contra este frente común y de esta forma los violadores (coyotes y fucionarios) actúan con impunidad. Según un informe de Amnistia Internacional, en el otoño-invierno de 2008, 9.758 emigrantes fueron raptados. De este total, 157 mujeres fueron raptadas, dos asesinadas y otras fueron violadas. 91% de los y las emigrantes dijeron que los funcionarios de la frontera eran responsables del rapto. Una de las mujeres fué obligada a quedarse con el “jefe” de la banda como “trofeo”. Es repugnante que hayan tantos hombres dispuestos a convertir una situación muy desesperada en otra de mucho más sufrimiento y que al mirar a una mujer o una niña solo vean un cuerpo para violar y para que otros hombres violen (prostitución).
En resumen, para muchos hombres, el camino de la pobreza a la “tierra prometida” puede acabar en una fosa o en una cárcel. Para muchas mujeres hay este riesgo y otro añadido: el de la violación.

Foto, Flickr

2 comentarios en “Violadores y más violadores por todos lados

  1. Terrible y necesaria reflexión sobre hechos no menos terribles. Por cierto, te he citado en un comentario en el blog de El Demonio Blanco de la tetera verde (http://eldemonioblancodelateteraverde.wordpress.com/2014/08/18/la-cultura-de-la-violacion-guia-para-el-caballero/comment-page-3/#comment-455), y he tenido que responder al contra-comentario con un puñado de obviedades que me dan casi vergüenza (http://eldemonioblancodelateteraverde.wordpress.com/2014/08/18/la-cultura-de-la-violacion-guia-para-el-caballero/comment-page-3/#comment-460). Aún hay microcéfalos que no se creen que eso de la Cultura de la Violación es una realidad. Ya sabes, como no todos los hombres son violadores, les jode aceptar que todos los violadores son hombres. 🙂

    Me gusta

Algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s