Gracias, patriarcado! La prostitución es empoderadora y otras falacias

El patriarcado causa pobreza en las mujeres, lo cual, naturalmente, al final beneficia al mismo patriarcado. Una prueba es lo que está ocurriendo en Corea del Sur, donde actualmente, ancianas de 70 años, empujadas por el hambre, se tienen que prostituir en los parques y calles de la capital. Son mujeres que en su juventud nunca tuvieron que sufrir tal indignidad, muchas de ellas ya abuelas, muchas de ellas en edad de jubilarse. El gobierno ayuda con una pequeña pensión a mujeres que no tienen marido, pero se lava las manos en el caso de aquellas que sí tienen descendencia, así que muchas no tienen más remedio que recurrir a la esclavitud más antigua del mundo para poder comer si su familiares no pueden o no quieren ayudarlas, cosa cada vez más frecuente en una sociedad que cada vez tira menos de los lazos de sangre.

El patriarcado se beneficia enormemente de todo esto. Por un lado hay más mujeres que hombres llegando a avanzadas edades. Por otro lado, la pobreza les afecta bastante más a ellas que a ellos gracias a los roles de género. A todo esto hay que mezclar la mentalidad patriarcal de que los hombres tienen derecho a atención y sexo, sin importar su edad ni su condición económica. El artículo en Slate (inglés) dice que las autoridades piensan que es malo hacer redadas ya que “los ancianos después de todo tienen que dar rienda suelta a sus necesidades sexuales”. O sea, por muy pobres que sean los ancianos, todavía tienen “derecho” a sexo y a que les cuiden, ya que las mujeres están allí para esto, y ellas siempre son más pobres que ellos. La dignidad, las necesidades de las mujeres no importan.

prostitucion-logoAñado una citación traducida del artículo de Slate. Dice una anciana: “Tengo hambre. No necesito respeto, no necesito honor, solo quiero comer tres veces al día”.

Contrasto esta noticia con otra que leí hace unos días. En el Huffington Post había un artículo sobre mujeres que sí se habían dedicado a la prostitución toda su vida y se encontraban en la misma situación que las que menciono al principio de este posting. Hay un grupo de prostitutas ancianas, que viven a las afueras de una base militar estadounidense (Camp Humphreys) y empresas constructoras quieren echarlas de sus hogares. El gobierno coreano las vió en su momento como “una necesidad” para “amenizar” las bases militares y ahora las ignora. Pobres, enfermas y rechazadas por culpa del estigma social (que las condena a ellas y no a los puteros), estas mujeres no tienen ningún apoyo de la sociedad ni del gobierno. No tienen a donde ir, igual que las otras.

Sociedad patriarcal + capitalismo salvaje= prostitución.

Imágen, Blog de Médicos del Mundo Castilla-La Mancha

Anuncios

Melina, Málaga y la cultura de la violación

La cultura de la violación existe, por mucho que les pese a los machistas que insisten en que no (y me refiero a los últimos acontecimientos referentes a la violación en Málaga). Lo que narro a continuacion tiene bastante que ver con la violacion (o, según insiste el patriarcado, “falsa violacion”) en Malaga:

En Buenos Aires, Argentina, una chica de 17 años llamada Melina Romero desapareció el pasado 24 de agosto. Hubieron conjeturas y búsquedas las cuales ya han terminado con el fin de esta historia. Pero antes que se supiera el desenlace, la misma desaparecida no se libró de que el periodico Clarín hiciera una critica realmente asquerosa con su persona, la cual, recordemos era una chica joven, una menor. Aquí teneis el articulo al que me refiero, “Una fanática de los boliches que revolucionesfeministas blogabandonó la secundaria” era esta chica, segun Clarín. El artículo dice que provenia de una familia rota, y que le gustaba ir de fiesta (algo muy raro para la gente joven, según este periódico), y, naturalmente, que ya habia desaparecido antes (o sea, que esto no era nada nuevo). Vamos, en resumen, que era una puta y que se merecía lo que le pasara. y lo que le ha pasado es que la asesinaron un grupo de chicos. No quiso participar en una “fiesta sexual” (o sea, que los asesinos querían violarla) y al querer marcharse la drogaron, la violaron de todas formas y la asesinaron a golpes

La violación existe. La cultura de la violación (que, entre otras cosas, ha culpado a la victima en estos dos casos, el de Málaga y el de Argentina) también. Es la misma cultura de la violación que disculpa a los violadores (ya estoy leyendo que los asesinos estaban cegados por las drogas, pobrecitos).

En el caso malagueño, yo sigo pensando que sí hubo violación y que la víctima ante la presión prefirió cambiar su historia antes de enfrentarse al revivir su historia y su caso. No es sorprendente, justo después de salir el caso a la luz la opinión pública ya la había condenado a ella y perdonado a ellos. Y en este caso argentino, ya sabemos como termina.

Afortunadamente, hay algunas voces que se han escandalizado del trato de Clarín hacia esta chica.

Para quejaros a Clarín, haced click aquí. Personalmente, espero que la familia denuncie a este periodicucho y que haya justicia para Melina.

Ruidos y silencios de una violación

Sobre la cultura de la violación. Y nada más que añadir

Álvaro Piélago

El pasado viernes 19 de septiembre se hacía pública la declaración de la chica violada en la Feria de Málaga. En dicha declaración, esta chica reconocía haber interpuesto una denuncia falsa por miedo a que se difundiese y se hiciese público el vídeo que los cinco jóvenes grabaron mientras mantenían relaciones sexuales “consentidas”. Parece que la declaración se produjo tras un acuerdo entre la defensa de la joven y la fiscalía, que pedía 1 año y 3 meses de cárcel para la chica. <<Lo más seguro es que la joven se autoinculpe y los hombres renuncien a cualquier indemnización>> eran las declaraciones que se recogían ese mismo día el digital La Opinión de Málaga.

Desde el primer momento en que se hizo pública la noticia decenas de mensajes aparecieron en las redes sociales. La gran mayoría de los mensajes exigían <<mano dura>> con la joven, a la vez que…

Ver la entrada original 649 palabras más

Másters de golf y sexismo

Hace unos días, concretamente el 18 de septiembre, Reino Unido, estaba muy ocupado con el referéndum sobre la independencia de Escocia, y por eso pasó “bajo el radar” una noticia que ocurrió precisamente en Escocia tambien. Y es que el prestigioso club de Golf Royal & Ancient Golf Club de St Andrews, tuvo sus propios comicios y despues de que 85% de sus miembros votaran, decidió que ya era hora de abrir sus puertas y admitir mujeres. Y digo “ya era hora” ya que este club tiene una antiguedad de 260 años2335224771_dc086746b0_z

La noticia, la cual solo algunos medios han mencionado, es importante por muchas razones. Este baluarte del machismo, el cual es un ejemplo de la institucionalización de la discriminacion de la mujer, no ha cambiado de actitud porque se ha dado cuenta de que es mejor dejar de ser una organizacion machista, casposa y carca. No, lo ha hecho porque el golf quiere ser deporte olímpico en 2016 y debido a que sigue siendo pijo y elitista, mucha gente no se anima a practicarlo. Es por razones simplemente económicas que ha decidido aceptar a socias, necesita mas gente que lo practique y es mejor ampliar el mercado*. O sea, que la igualdad les importa un pimiento.

Es cierto que hay clubs solamente de mujeres, pero estos fueron creados más tarde precisamente como reacción a la discriminación, o sea, que como se prohibía a las mujeres el jugar en los clubs de hombres, tuvieron que crear los suyos propios. Pero aun así, estos clubs no tienen la misma calidad en cuanto al terreno y los servicios y lo más importante, no tienen el mismo “caché” del que disfrutan los clubs de hombres, de hecho el Golf Royal & Ancient Golf Club de St. Andrews es una institución reglamentaria sobre ese deporte y organiza su propio Open de golf. Esta es una situación muy parecida al famosísimo club en Augusta, en Estados Unidos, otro lugar que hasta 2012 se negó a aceptar mujeres y que se considera la “cuna” de los Másters de golf en EEUU. Ambos clubs son extremadamente prestigiosos y en sus campos juegan lo más selecto del mundo de las finanzas y la política, asi que no estamos hablando de que a las mujeres se les niegue solamente el practicar un deporte, sino que se les prohibe tambien el formar parte del mundo de los negocios, interactuar y cerrar tratos y tomar decisiones. Es patético que este tipo de sexismo siga existiendo en paises ricos e “igualitarios” en pleno siglo XXI.

*En Reino Unido hay otros tres clubs de golf solo para hombres

Foto, Flickr

Violadores y más violadores por todos lados

Iba a hacer este post sobre las emigrantes que son violadas de camino a EEUU. Han salido cifras hace poco, las cuales sugieren (y digo sugerir porque no se sabe exactamente el número) que aproximadamente 80% de ellas son víctimas de violaciones, según cifras recientes. La violación es, de hecho, tan frecuente, que muchas de ellas lo esperan y se preparan con anticonceptivos para no acabar, encima, con un embarazo.
Iba a contar que los números más oficiales (60%) que se tenían hasta hace poco eran de Amnistía Internacional, pero que según parece, la situacion es bastante peor. Y peor se va a poner, ya que la edad de las emigrantes sigue bajando y hay cada vez más niñas, más menores haciendo ese camino desde El Salvador, Honduras o Guatemala hacia el norte.
Iba a escribir que la mayoría de las victimas no denuncian por verguenza, por culpabilidad y por miedo a ser deportadas, cosa que los violadores saben muy bien.

2115727813_184f759479_oHe decidido dar un poco la vuelta a esta historia y hablar de los violadores. Ellos son miembros de pandillas violentas de zonas donde los y las emigrantes se mueven, pero sobre todo son otros emigrantes, traficantes de emigrantes (coyotes) o funcionarios que trabajan en la frontera o en aduanas. O sea, hombres que están pasando por la misma situación que ellas, hombres que han sido pagados para llevarlas a la frontera o empleados del sector público cuyo trabajo es controlar el trafico de drogas y personas entre EEUU y México.

Lo que tienen en comun estos cabrones es el aprovecharse de la suma vulnerabilidad en la que se encuentran estas mujeres y niñas. Sus compañeros de “lucha”, arriesgan su vida igual que ellas para encontrar una vida mejor. Una situación de completa desesperación los empuja a emprender un camino lleno de penalidades hacia Estados Unidos. Hay riesgo de ser disparado por la policía fronteriza, de ser detenido y deportado, y de ser raptado por pandillas que trafican drogas y personas. Pero el patriarcado, por muy brutal que sea con los hombres, con las mujeres es todavía peor, ya que a todos estos riesgos se le tiene que añadir la violación y también la prostitución (muchas mujeres acaban siendo prostituídas por coyotes y pandillas en ciudades fronterizas). Es simplemente horripilante que estos hombres, los cuales supuestamente están buscando una vida mejor, sean capaces de volverse en contra de sus compañeras y violarlas. 
Muchos funcionarios que trabajan en las fronteras cooperan con traficantes de personas y drogas. La complicidad entre las dos partes, hecha posible por altos niveles de corrupción, coloca a mujeres y niñas en una situación de extremo peligro. Es totalmente imposible que las victimas puedan luchar contra este frente común y de esta forma los violadores (coyotes y fucionarios) actúan con impunidad. Según un informe de Amnistia Internacional, en el otoño-invierno de 2008, 9.758 emigrantes fueron raptados. De este total, 157 mujeres fueron raptadas, dos asesinadas y otras fueron violadas. 91% de los y las emigrantes dijeron que los funcionarios de la frontera eran responsables del rapto. Una de las mujeres fué obligada a quedarse con el “jefe” de la banda como “trofeo”. Es repugnante que hayan tantos hombres dispuestos a convertir una situación muy desesperada en otra de mucho más sufrimiento y que al mirar a una mujer o una niña solo vean un cuerpo para violar y para que otros hombres violen (prostitución).
En resumen, para muchos hombres, el camino de la pobreza a la “tierra prometida” puede acabar en una fosa o en una cárcel. Para muchas mujeres hay este riesgo y otro añadido: el de la violación.

Foto, Flickr

La era del teleaborto II

2479188789_3f7341e5cc_zHace unos días escribí sobre websites donde se pueden obtener pastillas abortivas, y llamé a esta practica una “medida desesperada para mujeres desesperadas”, o sea, medidas que tienen que tomar mujeres que se encuentran con un embarazo no deseado, en un lugar donde el aborto legal, seguro y también, porque no, gratis, es difícil o imposible de encontrar. Pues bien, acabo de leer que en EEUU han metido en la cárcel durante 18 meses a una mujer, llamada Jennifer Whalen, una madre sin pareja, por haberle dado pastillas abortivas a su hija de 16 años, la cual no quería llevar el embarazo a término. La joven se sintió mal durante el aborto y en vista del sangrado, su madre la llevó al hospital.
Según leo con estupefacción, la han acusado de ayudar a otra persona a abortar, sin ser una doctora. Voy a hacer un inciso ahora mismo y recordar a quién me lee lo siguiente: El aborto sigue siendo legal en EEUU en estos momentos. 
¿Cómo se ha llegado a esta situación? Los pasos son los siguientes:
1- Se limitan las opciones para abortar de una manera segura y legal. En EEUU, como ya he comentado con anterioridad, se están cerrando clínicas que proveen abortos, gracias a la presión de grupos pro-feto.
2- Las mujeres tienen que recurrir a medidas desesperadas y arriesgadas como buscar, comprar y administrar ellas mismas el aborto.
3- Se criminaliza, persigue y castiga a este tipo de personas.

Dicho de otra forma, Jennifer Whalen colaboró en el aborto de su hija porque no existían otras opciones. Si hubieran habido clínicas cercanas donde hubiera podido llevar a su hija, en lugar de tener que comprar pastillas en el mercado negro y correr riesgos innecesarios, lo hubiera hecho. 

Esta horrible situación recuerda a como eran las cosas antes de que el aborto fuera legal en EEUU, cuando las mujeres tenían que demostrar (llevando muestras del feto al hospital, como hizo el ex-presidente George W. Bush con su madre) que el aborto había sido espontáneo, no a propósito, sino querían acabar en la cárcel. 

Esto es una caza de brujas, muy parecida a la que está pasando ahora mismo en El Salvador. Tanto si abortas como si hay sospecha de que pudieras haber abortado, es mejor sufrir en silencio, en la privacidad de tu casa, no vaya a ser que te denuncien en el hospital y vayas de allí directamente a la cárcel.

Photo, Flickr.

La era del teleaborto

El hecho es que el aborto es ilegal en muchas partes del mundo y en otras donde lo sigue siendo hay riesgo de que las cosas cambien para peor, (como en EEUU y España, por ejemplo). La decisión sobre abortar o no, debería concernir solamente a las mujeres, pero como vivimos en un sistema patriarcal que no nos otorga a nosotras la libertad sobre nuestros cuerpos, los hombres se han erigido como los árbitros morales y carceleros, por medio de leyes injustas y contando con el apoyo de instituciones misóginas como las elites eclesiásticas y gobiernos más pro-fetos que pro-personas.
perchaCon este panorama, hay otros métodos que existen para que las mujeres puedan abortar, y son a distancia. Por un lado, la doctora y activista Rebecca Gomperts creó hace años la organización Women on Waves, la cual consiste en fletar un barco, y así, en aguas internacionales y dado el hecho de que al ser el barco holandés está protegido por las leyes de ese país, poder dirigirse más cerca de las mujeres que necesitan ayuda. Women on Waves da píldoras de mifepristona y misoprostol (o sea, abortivas)a mujeres de países donde el aborto es ilegal, y también procura otros servicios como información sobre anticoncepción, tests de embarazo, ecografías. O sea, servicios que países que se preocupan de las mujeres deberían proveer, pero no lo hacen o no del todo. Gomperts ha creado otro servicio parecido, pero esta vez es por internet. La website Women on Web envía por correo píldoras abortivas a mujeres que la necesitan, tras hacer una consulta por medio de su website. Womenonweb.org invita a mujeres que han abortado a incluir su historia en la website, para normalizar el aborto, quitar el estigma y desdramatizarlo. El obtener la medicina necesaria para abortar es un proceso complejo, ya que estamos hablando de lugares a los al patriarcado intenso tienes que añadir una infraestructura pobre, lo cual dificulta que las mujeres que piden las pastillas a veces las puedan conseguir; burocracia, políticas anti-mujer y un mal sistema postal complica mucho las cosas para mujeres desesperadas. La situación, como comenté al principio de este artículo, está empeorando en países como EEUU, donde, a pesar de que a nivel federal el aborto es legal, a nivel estatal grupos pro-feto están luchando por y logrando el cerrar clínicas. En ese país las organizaciones fundadas por Gomprets no funcionan, ya que en teoría son solamente para naciones donde el aborto es ilegal, pero en la práctica, muchas mujeres se encuentran con cada vez menos opciones para abortar, ya que más y más clínicas se están cerrando, lo cual ha hecho que organizaciones que administran abortos legales, como Planned Parenthood se planteen la “telemedicina” o “teleaborto”, en el cual un doctor o doctora ve a la paciente por webcam y prescribe misoprostol. Ya se han hecho experimentos con este sistema y por lo visto han ido bien. Muchas otras mujeres estadounidenses de hecho cruzan la frontera y obtienen misoprostol en México, donde se puede comprar legalmente. Una búsqueda rápida por Google de misoprostol y mifepristona da montones de resultados, aprovechando la demanda de abortos mundial; según parece 21.6 millones de abortos ‘no seguros’ se hicieron en todo el mundo en 2008, dice la Organización Mundial de la Salud. En general, organizaciones sanitarias consideran que estas pastillas, si son usadas correctamente dan buenos resultados y el riesgo es pequeño. El problema es que parece que este mercado “negro” de pastillas por internet no está muy regulado, de hecho casi recuerda un poco a la práctica de los abortos ilegales hechos a escondidas, que la mujer sola y desamparada debe hacer, sin asistencia, y que, aunque los riesgos son pequeños, existen. Mirando la situación con ojos feministas, viendo que hay tal demanda por abortos, y que tantísimas mujeres hacen prácticamente de todo para poder obtener ayuda de la manera más segura y más fiable posible (para, entre otras cosas, no perder la vida), es realmente fundamental que los gobiernos legalicen el aborto, y que las mujeres no tengan que recurrir a que les envíen píldoras desde la otra esquina del mundo, por no mencionar el tener que afrontarse a un aborto completamente solas, ya que la posibilidad de que te encarcelen por sospecha de aborto o complicaciones de embarazo existe en según qué países. Estas son medidas desesperadas que toman mujeres desesperadas. Que este mercado negro exista, que tantas mujeres tengan que hacer malabarismos o perder la vida abortando, y que tantos gobiernos sean cómplices de esta situación es realmente repugnante. Aborto libre, en el mundo entero, ya!