Aborto en El Salvador: La caza de brujas en tiempos modernos

Ahora mismo, en El Salvador, 17 mujeres están cumpliendo una larga condena, acusadas de homicidio, tras haber sido denunciadas en hospitales públicos, donde acabaron por una interrupción de embarazo o complicaciones varias (las cuales pueden suceder en embarazos que no han tenido seguimiento médico).

Las-17 (1)Leo con estupor que en este país, donde el aborto está terminantemente prohibido desde que la ley fue cambiada en 1998, hay mujeres que prefieren morir de complicaciones médicas durante un embarazo que acabar en un hospital público donde se las pueda denunciar e ir de allí directamente a la cárcel. Así es: Las 17 mujeres que he mencionado arriba están cumpliendo condena de 30 a 40 años; de hecho 129 mujeres han sido procesadas en ese país por abortos entre 2000 y 2011.

El aborto en El Salvador es la caza de brujas del siglo XXI y es una muestra de los niveles de ensañamiento con la mujer que esta dispuesto a llegar un sistema patriarcal y machista. La situación, la cual es patrocinada por el estado de ese país, es la siguiente:
-Se niega a las mujeres atención médica adecuada durante el embarazo
-Se establece un sistema judicial para procesar, denunciar cualquier actividad sospechosa
-Los juicios son procedimientos legales injustos (sin pruebas contra las acusadas) que criminalizan a las mujeres, donde se cambia legalmente el crimen del que se les acusa, de aborto a homicidio (ya que éste tiene una pena más larga)

Las mujeres castigadas suelen ser solteras, pobres, o sea, vulnerables e indefensas. Su castigo es usado por un sistema patriarcal con fines ejemplarizantes hacia la ciudadanía, para controlar y oprimir la sexualidad femenina y es una clara violación de los derechos humanos de las mujeres. Es también discriminatoria hacia mujeres pobres, ya que las ricas tienen acceso a abortos en hospitales privados, sin ninguna consecuencia punitiva.

La situación en El Salvador saltó a los medios internacionales el año pasado cuando una mujer quiso abortar un feto sin cerebro, el cual ponía en peligro su propia vida y aunque al principio se le denegó ese derecho, pudo por fin recibir una cesárea y abortar, gracias a la intervención de muchas organizaciones. A pesar de ese caso puntual con buen final, el aborto sigue sin ser permitido. 

La situación en El Salvador es espeluznante, pero por desgracia no es la única. En las Américas, el aborto está prohibido en Honduras, Nicaragua, República Dominicana y Chile. Y en general, se puede decir que hay una tendencia mundial a limitar a las mujeres libertad sobre sus propios cuerpos y a criminalizarlas. Mientras en España estamos al borde del precipicio por culpa de Gallardón, en EEUU (donde en teoría el aborto a nivel federal es legal) ya se ha metido en la cárcel a la primera mujer embarazada por consumir drogas.

Se ha lanzado una campaña de solidaridad internacional, la cual exige justicia para estas 17 mujeres. Se llama Una flor para las 17. No dejemos que sus vidas se marchiten”.
Video de la campaña: http://vimeo.com/90604733
Hashtag en Twitter:  #LibertadAlas17 y #17MujeresCondenadas #IndultoYa

Algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s