Lo crucial y urgente… es que el patriarcado desaparezca

He aquí la carta que he mandado a El País para responder este artículo de Javier Marías, llamado “Lo crucial y urgente”

Señor Marías,

He leído con atención su artículo “Lo Crucial y Urgente” publicado en el Semanal de El País el 8 de junio del presente año. En el artículo usted enumera muchas de las penosas situaciones, (ataques a la libertad, a los cuerpos, a los derechos de las mujeres) que una mitad del planeta comete contra la otra mitad, gracias al sistema patriarcal en el que vivimos. No me hace mucha gracia su comentario sobre la prostitución (“creo que quien elija dedicarse a alquilar su cuerpo –o sus órganos sexuales- es libre de hacerlo) ya que la prostitución no es en realidad un trabajo como cualquier otro. Pero con lo que  realmente no estoy de acuerdo es con su comentario sobre Jane Campion y su demanda que el Festival de Cannes haga un esfuerzo por reconocer y premiar a más mujeres. Mire usted, si, en las palabras de Campion, en Cannes “las mujeres enseñan el pecho y los hombres sus películas” se debe no solo a que, como usted indica, tradicionalmente se ha negado a las mujeres la participación en la esfera pública (artística, política, etc), sino también a que festivales como el de Cannes simplemente no quieren premiar a directoras de cine, porque son mujeres. Como otros premios (el Nobel, por ejemplo, que tanto ignora a las mujeres) se piensa que los logros conseguidos por ellas no son tan dignos de reconocimiento como los hechos por hombres. Estoy segura de que si el panel de jueces de Cannes buscara a directoras merecedoras de premios, las encontraría.

Claro, que, comparado este problema con otras discriminaciones que las mujeres sufrimos (falta de paridad laboral, por ejemplo), puede parecer no tan importante, pero en realidad sí lo es. La falta de reconocimiento a las directoras de cine está causado por sexismo, igual que las otras discriminaciones, y pone en relieve que al invisibilizar a las cineastas,  se cumple la máxima repetida por las feministas de que “lo que no se nombra no existe”. 

[Mi nombre, DNI, etc]

 

Ser violada da estatus social, dice misógino

GeorgeWillSe  ha armado un revuelo hace unos días en EEUU por los comentarios en el periódico Washington Post, de un periodista llamado George Will (el cual, por cierto, ganó un premio Pulitzer en 1977). Hablando sobre el problema de violencia sexual en universidades (el cual está bastante fuera de control), ha escrito perlas como que “cuando las universidades otorgan a la victimización un estatus atractivo, aparecen muchas víctimas“. Critica al gobierno de Obama por intentar hacer algo para solucionar el problema, el cual, segun el, en realidad no es tan serio como dicen, es que muchas mujeres hacen denuncias falsas para obtener ese estatus de víctima. Esto es lo que dice un hombre blanco, un periodista privilegiado quien tiene muy pocas papeletas para sufrir una violación en sus propias carnes.

La ira en el internet no se ha hecho esperar.

Enseguida apareció en Twitter un hashtag #SurvivorPrivilege, en el cual muchas mujeres hablaron del estatus tan “privilegiado” que les da el haber sufrido una violacion. “Privilegios” como el tener que dejar los estudios porque la universidad en la que se estudia no quiere echar al violador, suicidios de victimas, echar la culpa a la victima, etc.

Afortunadamente, gracias a los medios sociales, muchas víctimas tienen ahora una plataforma para hablar, para no permitir que comentarios misóginos como el de George Will se vayan de rositas, sin consecuencias: El periodico británico The Guardian se ha hecho eco, el Huffington Post, New York Magazine, etc. La organización feminista NOW (National Organization of Women) ya está pidiendo al Washington Post que eche a George Will (no es la primera vez que hace comentarios claramente misóginos en ese periódico) y ya está rondando una peticion para conseguir eso mismo.