¿Eres mujer y pobre? A la cárcel

jailEn EEUU, ser pobre y ser mujer y no ser blanca son, por separado, características fundamentales para acabar en la cárcel, y Eileen DiNino reunía dos.
Esta mujer, de 55 años, era madre de 7 hijxs, algunos de los cuales se habían saltado sus clases. El absentismo escolar puede pagarse con la cárcel en Estados Unidos y en el caso de DiNino, con la muerte. En el primer día de su sentencia de 48 horas, (el 9 de junio) DiNino fue encontrada muerta en su celda. Las autoridades locales le habían multado con $2.000 por las faltas de sus hijxs, y como ella no podía pagar, la mandaron a la cárcel por dos días. Se ha hecho una autopsia cuyos resultados no han sido revelados aún. Las noticias comentan que tenía algunos problemas de salud pero lo cierto es que, tanto si el fallecimiento se debe a causas “naturales” o no, el hecho es que el sistema judicial estadounidense, en lugar de ayudar a una mujer que claramente estaba desbordada con su situacion familiar, la ha convertido en criminal y la ha perseguido por ser pobre. La cantidad exigida por las agencias gubernamentales locales era, como he puesto arriba, de $2.000. Esta cantidad incluye, aparte de las multas por el absentismo, fianzas y gastos judíricos acumulados durante años, es decir, que esta señora había sido obligada durante bastante tiempo a presentarse ante las autoridades locales a responder de acusaciones, lo cual, siendo madre sola suponía tener que hacer malabarismos para que alguien se ocupara de sus hijxs.
En este caso, la pena era de solo dos días de carcel, pero quien dice dos, dice 108, como le pasó a esta mujer hispana, cuyos hijos tambien habían decidido saltarse sus clases. Es lo que tiene el ser mujer bajo el patriarcado, los mismos poderes que te quitan el derecho a abortar son los que te castigan por no poder controlar a tus hijxs. Que sí, que en teoría los padres también pueden ser condenados por el absentismo escolar de sus hijxs, pero como en la mayoría de los casos son las madres las que se ocupan de las familias, son ellas las que acaban siendo encerradas, concretamente, de cada tres personas a las que se les priva de libertad por esta falta escolar, dos son mujeres.
En EEUU, el porcentaje de mujeres que acaban en la cárcel ha subido 21.6% del año 2.000 al 2.009, comparado con el incremento del 15.6% de los hombres, los cuales son los que cometen la inmensa mayoría de los crímenes más violentos. En el caso de las mujeres, las penas de cárcel van relacionadas con haber sufrido violencia sexual, drogodependencia y pobreza, o sea, problemas para los que deberían ser ayudadas, no condenadas. Si el sistema judírico de Filadelfia donde Eileen DiNino residía lo hubiese visto así, tal vez estaría viva ahora.

Algo que decir?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s